Beneficios del acuerdo de divorcio

El divorcio exprés o separación matrimonial de mutuo acuerdo supone gran cantidad de ventajas para los cónyuges implicados en el proceso. Obviamente, no siempre es posible, pero sin duda es la opción más recomendable. Como abogados de divorcios de mutuo acuerdo queremos destacar los siguientes beneficios de este tipo de procedimiento:

  • Rápida resolución: Es una opción recomendable para acortar los trámites y acabar, cuanto antes, con un proceso que suele ser doloroso para todas las partes afectadas. La brevedad de los plazos estipulados por la ley y la simplicidad del proceso permite alcanzar una sentencia rápidamente.
  • Coste inferior: Cuando los cónyuges coinciden sobre los aspectos más relevantes del divorcio pueden contar con una única representación legal que les asesora y les acompaña durante el procedimiento, factor que contribuye a minimizar los costes. Hay que tener en cuenta que el proceso no es largo ni tampoco implica una ardua labor por parte del letrado. La ecuación es sencilla: se simplifica el proceso = se minimizan los costes.
  • Efectividad: Como el acuerdo ha sido alcanzando por los cónyuges es evidente que están conformes con las condiciones y, por lo tanto, será más fácil que se cumpla el convenio regulador.

El divorcio de mutuo acuerdo es altamente recomendable tanto si los cónyuges no tienen hijos, como si los tienen. En este último caso, están obligados a seguir relacionándose para respetar el régimen de visitas o para tomar decisiones importantes relacionadas con la educación y el desarrollo personal y educativo de los menores. Además, este procedimiento es ideal para consensuar una custodia compartida.

Las ventajas de este procedimiento son notables, el problema surge cuando sólo uno de los miembros de la pareja quiere separarse o cuando los cónyuges no son capaces de entenderse de forma pacífica y cordial. En Divorcio Express, como abogados especializados en divorcios, sabemos que en muchas ocasiones debemos mediar para conseguir un entendimiento entre ambas partes que permita un diálogo constructivo. Sólo de este modo se puede llegar a un acuerdo y entendimiento de las partes implicadas que permita una resolución rápida que determine las condiciones jurídicas del divorcio.