Cómo rompe una pareja de hecho su unión

precio divorcio de mutuo acuerdo
En España se produce un divorcio cada 5 minutos
20 noviembre, 2015
precio divorcio express
¿Puedo optar a un divorcio exprés desde el extranjero?
25 noviembre, 2015
Mostrar todos
abogados especializados en divorcios en Madrid

La definición jurídica de una pareja de hecho es la unión estable entre dos personas que conviven, aunque no están unidos en matrimonio. Mediante este vínculo queda registrada la relación pública y oficial de la pareja, que deciden compartir unos intereses comunes para el desarrollo de su vida familiar. Para dar este paso no es necesario que la pareja lleve un tiempo determinado, aunque se exige cierta estabilidad. En cuanto a las relaciones patrimoniales de la unidad familiar, los interesados pueden pactarlas por escrito o, bien, de forma verbal. Como abogados especializados en divorcios en Madrid sabemos que un importante de porcentaje de parejas termina por romper sus vínculos tarde o temprano. Por ello, en este post vamos a tratar de profundizar sobre cómo se gestiona la ruptura de una pareja de hecho.

Las relaciones económicas de una pareja de hecho pueden ser muy variadas, lo más recomendable es hacer oficial un pacto por escrito para regular este tipo de vínculo entre los dos miembros que mantienen la relación de convivencia. En este sentido, siempre es recomendable consultar con un abogado para encontrar la fórmula más apropiada para cada caso concreto, en función de sus singularidades. En el pacto alcanzado, la pareja puede elegir el régimen económico que más le interese de entre los que regulan las relaciones maritales: gananciales, separación de bienes o participación.

Desde Divorcios Express queremos señalar que siempre es recomendable pactar por escrito el régimen económico al que se acoge una pareja, ya que en caso contrario se verán obligados a acreditar sus derechos sobre todos y cada uno de sus bienes en caso de ruptura o fallecimiento de uno de los miembros de la pareja. Hablamos de un trámite tedioso y complejo, siendo mucho más difícil conseguir una pensión compensatoria, la pensión alimenticia para los hijos en común o el reconocimiento de viudedad.

A nivel jurídico, las parejas de hecho pueden disolverse por el fallecimiento de uno de sus miembros, por un acuerdo mutuo entra las partes o por una decisión unilateral de uno de los convivientes. Al igual que ocurre con los matrimonios, las parejas de hecho pueden romper su vínculo económico de mutuo acuerdo o por procedimiento contencioso. Por este motivo, conviene recurrir a un bufete de abogados especialistas en divorcios para conseguir el mejor trato posible y defender los intereses de cada uno de los implicados.