¿Puede la sustracción de menores no ser un delito?

Cuando estamos ante un divorcio o una separación matrimonial de mutuo acuerdo, no suelen producirse problemas en cuanto al cumplimiento del régimen de visitas establecido. La buena voluntad viene por las dos partes, prevaleciendo el interés del menor o menores por encima de la situación personal que están atravesando sus progenitores.

Sin embargo, la cosa cambia cuando estamos ante rupturas más problemáticas en las que, en muchas ocasiones, los hijos son utilizados como moneda de cambio. Hace un tiempo, y enlazando precisamente con este tema, publicábamos un post sobre esos casos en el que uno de los progenitores saca a su hijo o hijos menores fuera del país sin consentimiento del otro. Como te contábamos, este comportamiento incurre en un delito de sustracción internacional de menores y sus consecuencias penales pueden ser graves.

Ahora bien, hay casos, como el que vamos a ver ahora de la Audiencia Provincial de Oviedo, en el que la sustracción de menores no resulta un delito. ¿Por qué?

En diciembre de 2016, una mujer era condenada por llevarse a su hijo menor de Asturias a Madrid sin el consentimiento del padre. Contra todo pronóstico, la Audiencia Provincial ha admitido un recurso presentado por ella y ha sido absuelta de los cargos por los que estaba condenada por llevarse a su hijo de manera “voluntaria, consciente y unilateral”, incumpliendo los términos de la patria potestad compartida que impide que uno de los progenitores pueda adoptar esta decisión sin el conocimiento y permiso del otro.

La Audiencia Provincial ha dictado sentencia absolutoria considerando que el sujeto activo del delito solo puede ser el progenitor no custodio, lo que no era el caso porque la supuesta “sustracción” fue llevada a cabo en los periodos en los que la madre ejercía su custodia compartida.

Como abogados expertos en divorcios y separaciones de mutuo acuerdo y contenciosas, aconsejamos siempre optar por la vía del diálogo cuando se trata de tomar decisiones que afectan a los menores. Es la mejor manera de que los pequeños no sufran las consecuencias de la ruptura de sus padres. Por eso, ante cualquier duda sobre cómo proceder, te aconsejamos acudir a nuestro despacho Abogados Divorcio Express para que te asesoremos basándonos en nuestra experiencia en este ámbito.