¿En qué consiste un divorcio exprés?

abogados especializados en divorcios
Principales diferencias entre separación y divorcio
30 junio, 2015
divorcio express
Tipos de divorcio en España
7 julio, 2015
Mostrar todos
divorcio

Cuando la convivencia es insostenible conviene tomar medidas, el divorcio es una alternativa plausible cuando un matrimonio está roto. Desde el año 2005 existe una alternativa amistosa para acabar con el vínculo conyugal, de forma rápida y sencilla. Nos referimos al divorcio express, según nuestra experiencia como abogados especialistas en divorcios, la principal ventaja de esta modalidad es la rapidez con la que se realizan los trámites, tras presentar la demanda sólo serán necesarios unos pocos meses para la disolución.

Un divorcio de mutuo acuerdo siempre es más sencillo y eso agiliza los trámites que, además, en este caso se realizarán a través de Internet. Aunque la decisión sea de mutuo acuerdo, suele resultar incomoda, con este procedimiento podrás establecer el contacto con tu abogado especialista en divorcios a través del teléfono o el correo electrónico.

En Divorcio Express queremos destacar la comodidad del proceso, el primer paso será elaborar el convenio regulador, por lo que tendrás que facilitarle a tu letrado toda la información que sea precisa y, en unas horas, se generará el documento. Este auto contractual recoge todas las condiciones acordadas para la disolución del vínculo matrimonial. Cuestiones como el reparto de bienes y, en caso de que haya niños, quedará establecido el régimen de visitas, la pensión alimenticia, etc. Una vez firmado el contrato, sólo habrá que esperar hasta que el mismo sea ratificado por el juzgado.

Uno de los requisitos esenciales para que el divorcio express sea posible es que, además del acuerdo mutuo para romper la relación conyugal, haya acuerdo sobre todas las condiciones específicas del convenio regulador. En caso contrario el proceso será mucho más pesado y se alargará en el tiempo.

Los únicos requisitos para optar por este tipo de divorcio serán que las dos partes estén de acuerdo, en cuanto a la disolución del vínculo matrimonial y la regulación de condiciones, también deberán haber trascurrido tres meses desde la boda. Será necesario presentar el certificado de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos y el empadronamiento de ambos miembros de la pareja. El tiempo para que la disolución del matrimonio se haga efectiva dependerá de la carga de trabajo del Juzgado, pero si este cuenta con la posibilidad de realizar juicios rápidos para procedimientos amistosos, podría oscilar entre quince días o dos meses.