Penas por impago de la pensión alimenticia

Extinción patria potestad
¿Cuándo se extingue la patria potestad?
26 abril, 2016
bodas ante notario
¿Puedo casarme ante notario?
9 junio, 2016
Mostrar todos
impago pensión alimenticia

La crisis económica ha traído, entre otras muchas cosas, que se cometan con más frecuencia algunos delitos que antes eran mucho más circunstanciales. Es el caso del impago de la pensión alimenticia, un delito que según las estadísticas ha aumentado de manera preocupante durante estos últimos años siendo demasiados los cónyuges no custodios que incumplen sus obligaciones.

Si se reclama por la vía penal, no pagar la pensión alimenticia fijada mediante sentencia judicial puede acarrear diferentes consecuencias, tal y como te vamos a contar a continuación, aprovechando nuestra amplia experiencia como abogados de divorcios en Madrid. No olvides que cuando la deuda se produce durante dos meses consecutivos o cuatro no consecutivos, estamos hablando de un delito que aparece tipificado en el artílulo 227.1 del Código Penal.

Pena de prisión de 3 meses a 1 año

La primera de las penas que aparecen reflejadas en el artículo antes citado hace referencia a la pena de prisión que puden sufrir aquellas personas que no abonan la pensión alimenticia después de un proceso de divorcio. Concretamente la ley nos dice que: “El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año …”

Multas de 6 a 24 meses

En el mismo artículo al que hacíamos referencia también se recoge otra de las penas con las que resulta castigado el delito del impago de la pensión alimenticia: “…o pena de multa de seis a 24 meses”. Para estas multas de duración variable se fija una cuantía diaria a abonador por parte del cónyuge deudor que puede ir de los 2 euros a los 400 euros diarios, teniendo en cuenta factores como el número de cuotas pendientes de pago y el importe de las mismas.

Responsabilidad civil

Además de las penas que hemos descrito, aquel progenitor que no cumpla con sus obligaciones puede resultar condenado durante el mismo proceso penal a pagar todo lo adecuado en concepto de responsabilidad civil: “La reparación del daño procedente del delito comportará siempre el pago de las cuantías adeudadas”.

 

En cualquier caso y basándonos en nuestra trayectoria como abogados de divorcios en Madrid, recomendamos solucionar los problemas de impago mediante el diálogo y el acuerdo, especialmente si se trata de retrasos acumulados por motivos concretos. Pero si esta opción no resulta satisfactoria, acudir a la justicia puede ser la única alternativa viable. Llegados a este punto, lo mejor es que cuentes con abogados especializados en la materia como Abogados Divorcio Express que te asistiremos para que puedas recuperar todo lo que te corresponde por sentencia judicial.