Régimen de visitas durante vacaciones escolares

Heredero y legatario
Conoce las diferencias entre heredero y legatario
17 febrero, 2017
Abogados Divorcio Express
Beneficios de la separación de bienes
28 febrero, 2017
Mostrar todos
separación matrimonial de mutuo acuerdo

En poco menos de un mes llegan las vacaciones de Semana Santa y seguro que entre muchos ex cónyuges se repetirá la eterna pregunta: ¿cómo decidir el régimen de visitas durante estas semanas? Lo respuesta no es una y única. La Ley establece que, independientemente del régimen de la custodia (sea o no compartida), los menores deben gozar del tiempo y de la compañía de ambos progenitores. No se dice nada específico sobre vacaciones escolares ya que, como en otros aspectos de la custodia y los regímenes de visita, las normas son jurisprudenciales y se han ido construyendo en base al pronunciamiento de los tribunales. Como no hay muchas reglas objetivas a las que atender, muchas personas acuden a nuestro despacho de abogados de divorcio de mutuo acuerdo para informarse sobre esta cuestión. A continuación, te exponemos algunas de las posiciones más habituales de los tribunales y las opciones por las que suelen decantarse muchas familias:

– Vacaciones a la mitad: La mayoría de las sentencias establecen que las vacaciones escolares (incluso las de Navidad) serán repartidas a medias entre ambos ex cónyuges, con independencia de que la custodia sea o no compartida. Los tribunales han asumido este criterio como normal general, y para denegar este reparto, se exige una buena justificación. La primera mitad de las vacaciones serán con uno de los padres y, la segunda, con el otro.

– Cuando hablamos de vacaciones, son las de los niños: Se consideran que empiezan desde la salida del centro educativo el último día de clase hasta el último día antes de volver o hasta la entrada del colegio (según la sentencia o práctica común). Si el período comienza en viernes, incluirá el fin de semana anterior a las vacaciones y, si finaliza en domingo, incluirá el fin de semana después de las fiestas.

– Día de cambio: Establecer el día que pasan de un progenitor a otro también es una duda habitual en nuestro bufete especializado en divorcios de mutuo acuerdo. Si la sentencia no establece nada, se cuenta y se divide el período entre dos. Que el número de días sea par o impar suele comportar un problema, por eso se recomienda establecer siempre un día fijo para el cambio. En los casos que algún progenitor disfrute de un día menos con los menores un año, se compensará en el siguiente.

– Elegir del período: Las sentencias fijan el primer y segundo período con criterios de alternancia. El primero, uno de los cónyuges elige los años pares y el otro en los impares. Al no establecerse ningún plazo para realizar la elección, es habitual que muchos progenitores se vean en la tesitura de pedir sus vacaciones sin saber cuándo podrán disfrutar de sus hijos. Por este motivo, desde Abogados Divorcios Express te recordamos que cada vez es más habitual que se asigne el período automáticamente. En los años pares corresponde a uno de los progenitores y al año siguiente, al otro. Sabemos que no es el método flexible, pero al menos ambas partes saben a qué atenerse.