Ya que resulta una consulta cada vez más recurrente, hoy nos gustaría aprovechar nuestra experiencia como abogados especialistas en divorcios para aclarar el procedimiento que siguen los divorcios entre parejas homosexuales, o lo que es lo mismo, el llamado divorcio gay.

La publicación de la Ley 13/2005 de 1 de julio de 2005 supuso un punto de inflexión en nuestro país al permitir que las parejas homosexuales contrajeran matrimonio y pasaran a tener los mismo derechos y deberes que las parejas heterosexuales. De esta manera, se equiparaba jurídica y legalmente ambos matrimonios, un importante salto cualitativo para conseguir la igualdad de todos los ciudadanos sin tener en cuenta su orientación sexual.

Y cuando hablamos de equiparar el matrimonio gay con el heterosexual nos estamos refiriendo a que, por primera vez, las personas gays pasaron a ser iguales a las heterosexuales en cuanto a la forma de contraer, mantener o disolver su vínculo matrimonial. Esta nueva legislación dió lugar a que los miembros de un matrimonio homosexual comenzaran a disfrutar de los los derechos y los deberes que hasta ahora habían estado “reservados” para los miembros de un matrimonio entre personas de distinto sexo: los derechos hereditarios del viudo/a, el derecho a adoptar, el deber de mantener una convivencia conyugal, la obligación de respeto y socorro…

En definitiva y a efectos legales, la única diferencia entre un matrimonio heterosexual y uno formado por miembros del mismo sexo, es que el segundo solo puede celebrarse civilmente ya que la Institución Eclesiástica no permite contraer matrimonio  a personas homosexuales.

Por lo tanto, el procedimiento para que un matrimonio gay se divorcie es exactamente el mismo que el de uno heterosexual, debiendo cumplir y aportar los mismos documentos y pudiendo desarrollarse por la vía contenciosa o de mutuo acuerdo.

Los requisitos para iniciar este proceso serán exactamente iguales que en el caso de una pareja heterosexual: haber transcurrido 3 meses desde la celebración del enlace y llegar a un acuerdo regulador para algunos aspectos como la pensión compensatoria, el uso del domicilio conyugal, la custodia de los hijos…

En cualquier caso y como siempre recomendamos, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de abogados especialistas en divorcios como nosotros. El equipo de letrados de Abogados Divorcio Express te atenderá de forma cercana y efectiva, para que tus intereses nunca estén en juego en unos momentos tan duros como es un proceso de divorcio. Consúltanos cualquier duda sin compromiso.

 

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS