Divorcio notarial Madrid


Evite problemas: resuelva su divorcio notarial en Madrid


Al hablar de divorcio, tenemos que tener en cuenta que el proceso puede realizarse de distintas maneras, de la más sencilla y rápida que sería un divorcio notarial a la más compleja y lenta que sería el divorcio contencioso de carácter judicial. Acogernos a un tipo de divorcio u otro, divorcio notarial o judicial en Madrid, dependerá de varias circunstancias como si existe mutuo acuerdo, si hay hijos menores en común, etc.

Si lo que buscas es un divorcio que se resuelva rápido y que te genere el menor coste posible el divorcio notarial es el más adecuado ya que, siempre que cumplas los requisitos, se acortarán los plazos y se reducirán los trámites pudiendo incluso escoger la fecha para efectuar el divorcio.

Qué es el divorcio notarial y desde cuándo está en vigor en Madrid

El divorcio notarial en Madrid es un divorcio de muto acuerdo que se realiza ante notaría. Los cónyuges han de presentar un convenio regulador redactado por un abogado, abogado que pueden compartir. Será el notario quien valore si no hay perjuicio para ninguna de las partes y quien dé por válido el divorcio trasmitiendo el acuerdo al Registro Civil.

Este tipo de divorcio notarial está en vigor desde el año 2015 cuando se aprobó la Ley de Jurisdicción Voluntaria y se puso en funcionamiento con el fin de facilitar el divorcio a las personas que lo solicitan, así como de aliviar el colapso que sufren los Juzgados al reducir la carga de trabajo de los tribunales.

Desde que el divorcio notarial entró en funcionamiento es una de las vías de divorcio más utilizadas en Madrid y se espera que esta tendencia siga en aumento ya que las ventajas que ofrece son múltiples: comodidad, rapidez, reducción del coste económico, facilidad al requerir un número reducido de documentos, menor carga emocional… El divorcio notarial se ha convertido de este modo en la alternativa más beneficiosa tanto para los cónyuges interesados en romper el matrimonio como para los Juzgados de familia a los que libra de parte de saturación.

SOLICITA INFORMACIÓN

sin compromiso


Requisitos para acogerse a un divorcio notarial

Para poder beneficiarte de un divorcio express ante Notario y ahorrarte así el complicado procedimiento judicial que habitualmente trae una ruptura, hay que cumplir ciertos requisitos. El principal y fundamental es que el divorcio sea de mutuo acuerdo ya que, de lo contrario, se iría directamente a los juzgados al ser una vía contenciosa. Pero para que la situación se resuelva ante un notario y no ante un juez también hay que cumplir otra serie de condiciones:

  • Como decíamos es imprescindible que sea de mutuo acuerdo. Las parejas que quieran divorciarse por esta vía tienen que estar de acuerdo en disolver su vínculo matrimonial. Además, no es un acto que se pueda delegar en otra persona.

  • Tienen que haber transcurrido un mínimo de 3 meses desde la fecha en que tuvo lugar el matrimonio para poder interponer la demanda de divorcio.

  • No ha de haber hijos menores en común ni legalmente incapacitados.

  • Si hubiera hijos mayores de edad deberán dar su consentimiento a las medidas.

  • Hay que presentar un convenio regulador redactado por un abogado donde se especifiquen los efectos derivados del divorcio.

  • Por lo menos uno de los cónyuges tiene que tener la residencia en España.

  • La esposa no puede hallarse en estado de embarazo en el momento de la instancia.

Casos que impiden el divorcio notarial

Existen algunos casos concretos que impiden el divorcio notarial: cuando falta convenio regulador o este es engañoso o perjudicial para los hijos o alguna de las partes y cuando los hijos menores emancipados o los hijos mayores de edad no dan su consentimiento.

El divorcio notarial con hijos mayores de edad por tanto solo es posible si estos otorgan el consentimiento ante el Notario respecto de las medidas que les afectan por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar.

El divorcio notarial paso a paso

Si cumples con los requisitos para llevar a cabo un divorcio notarial en Madrid y en el resto de España el proceso es el siguiente:

  • Elegir al notario, esto puede hacerse de manera libre siempre y cuando el notario tenga el mismo lugar de residencia habitual que uno de los cónyuges o del último domicilio común.

  • Escoger también un abogado de confianza que asesore en todos los trámites.

  • Pedir cita en sede notarial, algo que puede conseguirse en muy pocos días para proceder inmediatamente a la disolución del matrimonio.

  • Presentar la demanda de divorcio y el convenio regulador redactado por el abogado y la documentación identificativa del mismo ante el notario.

  • Presentar, además, la siguiente documentación: DNI y Libro de Familia de ambos miembros del matrimonio, certificados de matrimonio y empadronamiento, certificado de matrimonio de los hijos en mayoría de edad en el caso de haberlos.

  • Acudir a la cita para ratificar el convenio, un momento en el que el abogado puede ser de gran ayuda para asesorar durante este trámite, aunque no es imprescindible que esté presente.

  • El notario valorará el convenio y tras descartar daños o perjuicios para con alguno de los cónyuges, adjuntará el mismo a su redacción de la escritura, la cual será también firmada por los interesados.

En cuanto al convenio regulador en el divorcio notarial, es un elemento fundamental y, aunque sea un proceso de mutuo acuerdo, conviene que esté lo más detallado posible para evitar conflictos en el futuro. El abogado, que puede ser compartido por ambos cónyuges abaratando costes, deberá redactar el convenio ajustado al derecho y velando por los intereses de ambas partes. Entre los asuntos que han de precisarse en el convenio están los siguientes: la liquidación del régimen económico del matrimonio, la atribución del uso de la vivienda familiar, la cuantía de la pensión compensatoria si corresponde, si hubiera cargas o deudas cómo repartirlas, etc.

Al tratarse de trámites sencillos, los plazos son más rápidos que si estuviéramos ante un divorcio tradicional que implica un procedimiento judicial más complicado. Los plazos para un divorcio express ante notario acaban una vez se firma el divorcio notarial. Esto puede ser a las 24/48 horas de presentar la documentación. Una vez se firma ya es efectivo el divorcio de mutuo acuerdo. Aunque a efectos de terceras personas no será real hasta que no esté inscrito en el Registro Civil, función que lleva a cabo el mismo notario enviando copia de la escritura por correo y con acuse de recibo.

Precio del divorcio notarial

Como puede compartirse abogado, es de mutuo acuerdo y no hace falta un procurador, el precio del divorcio notarial en España es mucho más económico que los divorcios que se llevan a cabo por vía judicial, más aún si hablamos de un proceso contencioso.

Aunque el precio final depende de diversos factores y el asesoramiento de un profesional que vele por tus intereses es fundamental, por norma general un divorcio express ante notario ronda los 400 euros, que pueden repartirse entre la pareja disminuyendo costes.

Como ves, el divorcio notarial tiene un precio económico que puede reducirse al máximo siguiendo los consejos y recomendaciones de profesionales.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS