Tipos de divorcio en España

divorcio
¿En qué consiste un divorcio exprés?
2 julio, 2015
vivienda - divorcio
¿Quién disfruta de la vivienda después de un divorcio?
9 julio, 2015
Mostrar todos
divorcio express

El divorcio es un proceso jurídico, mediante el cual se rompe el vínculo matrimonial. No es necesario cumplir con ningún requisito y, desde hace unos años, no habrá que alegar ninguna causa o razón. El matrimonio deberá haber durado un mínimo de tres meses para que puedan comenzarse los trámites necesarios para finalizar la relación conyugal y será necesaria una sentencia judicial, para que el procedimiento goce de plena validez. Como abogados especializados en divorcio express en Madrid, podemos señalar que la mayor dificultad de este proceso es alcanzar un acuerdo sobre el reparto de bienes y obligaciones para cada uno de los miembros de la pareja. Es necesario tener en cuenta el régimen económico del matrimonio, ya que se pondrá fin a la unión financiera y se perderá el derecho de herencia por la muerte del otro cónyuge.

En Divorcio Express te contamos cuáles son los principales tipos de divorcio en España y quien puede solicitarlos:

  1. Si el matrimonio decide romper su relación marital de forma amistosa, de mutuo acuerdo, pueden optar por la modalidad de divorcio express. Un procedimiento rápido que evita los tediosos procedimientos jurídicos cuando los interesados no se ponen de acuerdo.
  2. Cuando la disolución del vínculo matrimonial es solicitada por un cónyuge en concreto, sin la voluntad de la otra parte, se conoce como divorcio contencioso. La falta de acuerdo sobre cuestiones fundamentales, como la propia disolución del matrimonio, el reparto de los bienes o la custodia de los niños, requieren de un largo proceso de comunicación y la participación de todas las partes afectadas.

Las principales diferencias entre ambos procesos son el tiempo de cada uno y los costes que suponen. Mientras el divorcio de mutuo acuerdo es rápido y más económico, el divorcio contencioso puede eternizarse, incluso durar años, hasta que se dicta la sentencia judicial. La mejor opción será llegar a algún acuerdo de forma previa a comenzar el proceso, para ahorrar tiempo, molestias y dinero.

Cuando uno de los cónyuges no sea español, los Tribunales Nacionales podrán llevar a cabo el proceso de divorcio, siempre y cuando resida de forma habitual en nuestro país. Esto es así según la normativa europea vigente 2201/2003.

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS