Cada 33 segundos se rompe un matrimonio en Europa

abogado de divorcios en Toledo
Tipos de certificados de matrimonio
15 junio, 2018
divorcio contencioso
Cómo tramitar la nulidad matrimonial
25 junio, 2018
Mostrar todos
Abogados Divorcio Express

En esta ocasión, en el blog de Abogados Divorcio Express queremos hacernos eco de un estudio recientemente difundido por el Instituto de Política Familiar (IPF). En concreto, del correspondiente a este año 2018. Una de las conclusiones principales es que a día de hoy en Europa hay 1,3 millones de matrimonios menos que en 1975. Esto supone un descenso del 37%. Vamos a ver más datos de los contenidos en este informe.

La tasa de nupcialidad, la que recoge el número de matrimonios por cada 1.000 habitantes, ha caído de forma más que notable en los últimos tiempos. De hecho, ha pasado del 7,7% en 1975 hasta el 4,20% que alcanzó en 2015. Asimismo, el número de rupturas matrimoniales, el principal motivo por el que nuestros clientes se ponen en contacto con nosotros, ha aumentado en las últimas cuatro décadas en 325.000. Esto a pesar de que el número de matrimonios ha descendido durante estos años en casi 1,3 millones.

Como hemos dicho en más de una ocasión en el blog, España es el país donde más ha aumentado el número de divorcios. Según el Instituto de Política Familiar (IPF), en Europa se produce una ruptura matrimonial cada 33 segundos. Datos que corrobora el INE, el Instituto Nacional de Estadística.

El número de nacimientos, a la baja

En cuanto a los nacimientos, el mismo organismo alerta de que la natalidad está en una situación crítica. Además, el índice de fecundidad es de 1,6 hijos en los países de la UE. En España e Italia se dan, como seguro que sabes, las tasas más bajas (1,3). El IPF apunta que cuatro de cada 10 niños nacen fuera del matrimonio y que las mujeres europeas retrasan cada vez más la maternidad por motivos de distinta naturaleza. A día de hoy la media en España para tener el primer hijo se sitúa en los 32 años. El instituto recuerda que algunas de las consecuencias más serias de este déficit de natalidad son la reducción de la población, la disminución de ingresos para la seguridad social o el riesgo de quiebra del sistema de prestaciones.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS