Cómo puede ayudar un protocolo de empresa familiar en caso de divorcio

necesito un abogado para divorciarme
Te divorcias y quieres quedarte con la mascota. ¿Qué opciones tienes?
26 agosto, 2020
abogados de divorcio
¿Qué preguntas debes hacer a tu abogado si te vas a divorciar?
22 septiembre, 2020
Mostrar todos

Cómo puede ayudar un protocolo de empresa familiar en caso de divorcio

empresa

El divorcio es un procedimiento muy difícil para ambos cónyuges, y que puede complicarse todavía más cuando hay una empresa de por medio. Como abogados de divorcios en Madrid, somos conscientes de que una de las principales preocupaciones de algunos de nuestros clientes cuando dan el paso de romper su matrimonio, es el futuro de su negocio.

Hay que tener en cuenta, que las empresas son consideradas como activo económico, al igual que ocurre con la vivienda o el coche, y que a veces resulta complejo decidir quién es el dueño, puesto que esto depende de algunos factores, como el régimen matrimonial o el momento en el que se constituyó la sociedad, entre otros. Por eso, lo ideal para facilitar las cosas es crear un protocolo de empresa familiar que puedan firmar los cónyuges en el momento de su creación.

¿Qué es un protocolo de empresa familiar?

El protocolo de empresa familiar es un documento que conviene firmar en el momento de la creación de la empresa, con el fin de establecer los pasos a seguir si los dueños se divorcian, se separan, o incluso en el supuesto de que entren nuevos socios. Es una forma de adelantarse a los problemas que puedan surgir en el futuro por intereses empresariales.

Si no hay un documento de este tipo firmado y la empresa se ha puesto en marcha antes de casarse o en régimen de separación de bienes, y fue creada por los dos cónyuges, se repartirá su capital en base a sus participaciones en la empresa. Si únicamente ha sido creada por uno de ellos, entonces se trata de un bien privativo. En estos supuestos es también sencillo establecer la titularidad de la empresa.

El problema llega cuando la compañía se crea después de formalizar el matrimonio y forma parte del régimen de gananciales, donde todo se reparte al 50%. Las soluciones pasarían por la liquidación de la empresa, la venta a un tercero, o el reparto de las acciones para continuar la actividad. En este tipo de situaciones es habitual encontrarnos con conflictos, sobre todo cuando hay disputas familiares y no hay acuerdo. Es aquí donde contar con un documento como un protocolo de empresa familiar puede ser realmente útil.

En Divorcio Express recomendamos siempre acudir a abogados especializados en familia para buscar asesoramiento en el caso de tener una empresa y querer dar el paso de divorciarse.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS