¿En qué consisten los informes psicológicos periciales de los equipos psicosociales?

plan de pensiones divorcio
¿Qué pasa con el plan de pensiones cuando hay un divorcio?
9 diciembre, 2019
divorcio hijo adolescente
¿Cómo influye un divorcio en un hijo adolescente?
19 diciembre, 2019
Mostrar todos

¿En qué consisten los informes psicológicos periciales de los equipos psicosociales?

En esta ocasión, contamos con la colaboración de Sonia Rodríguez Báñez, psicóloga perito en Psicolegalmente. En las siguientes líneas nos explica en qué consisten los informes psicológicos periciales de los equipos psicosociales.

En torno a los procedimientos legales que engloban una separación o divorcio contencioso, destacan aquellos que afectan de alguna forma a los hijos de la pareja. En estos procedimientos de Familia pueden plantearse diversos tipos de estrategias a seguir por parte del abogado defensor.

Algunas de ellas pasan por:

  • Demostrar o destacar las buenas cualidades como padre del cónyuge que le contrata.
  • Evaluar el estado psicológico del menor con relación al conflicto que existe entre los progenitores.
  • Hacer ver cómo afectaría de mala manera el hecho de que el menor pueda acabar al cuidado de la otra parte.

Es aquí donde entran los informes psicológicos periciales.

¿Qué son estos informes?

Son informes realizados por psicólogos expertos en materia judicial. Pueden presentarse al establecer el Convenio Regulador, al relacionarse con la guarda y custodia, o con posterioridad, en una Modificación de Medidas.

A diferencia del informe de un psicólogo clínico, su objetivo es mostrar un análisis exhaustivo del estado actual del sujeto y de qué manera afecta al proceso judicial.

Este informe se presentará ante el juez como una prueba más del proceso. En última instancia, el psicólogo perito acudirá a la vista oral a defender sus conclusiones.

¿Qué tipos de informes psicológicos periciales hay en caso de separación o divorcio?

Existen varios tipos. Decantarse por uno u otro depende de la pregunta u objeto pericial a la que se deba responder:

  1. Informe pericial psicológico de valoración de la mejor alternativa de guarda y custodia: ¿es mejor una custodia compartida o una exclusiva?
  2. Informe psicológico de competencia parental: ¿qué estilo de crianza tiene el progenitor? ¿Cómo afecta esto al desarrollo de los menores?
  3. Informe de relación paterno/materno – filial y/o de relación ente hermanos: ¿La relación padre-hijo es adecuada? ¿cómo afecta esta los niños
  4. Otros.

¿Cuál es la base de estos informes?

Sea el objeto pericial que sea, existe actualmente un principio ampliamente consensuado que es el criterio de primar el interés superior del menor. Es lógico que esto sea así. No solo lo dispone nuestro ordenamiento jurídico de esta forma, sino que también resulta de una importancia crucial las decisiones que se tomen en relación con el desarrollo futuro y bienestar psicológico del menor.

¿Qué hace concretamente el psicólogo? ¿Qué pruebas utiliza?

Poniendo como ejemplo la primera tipología de informe, en la que se valora la mejor alternativa de guarda y custodia, vamos a ver qué funciones realizaría el psicólogo perito. La función del psicólogo orense consiste en evaluar la competencia de los progenitores para ejercer adecuadamente la custodia de los hijos menores de edad.

Esto lo hará a través de herramientas empíricas, utilizadas ampliamente en psicología:

  • Entrevistas semiestructuradas: entrevistas en las que se detalle con precisión la historia del paciente: su origen, sus relaciones con sus padres, cómo ha llegado a donde está, el contexto socio económico en el que se encuentra, sus relaciones laborales y familiares, etc. Esta entrevista puede llevar varias horas y se busca evaluar:
  1. Factores a nivel individual.
  2. Factores relacionales dentro de la dinámica familiar
  3. Factores relacionales dentro del contexto en el que todo el grupo familiar se desenvuelve.
  • Instrumentos estandarizados y no estandarizados. Esto son las pruebas empíricas que se analizarán en busca de diversos aspectos de interés. Por ejemplo, las capacidades parentales, la personalidad, la manera en la que se afrontan conflictos o cómo se gestiona el estrés.

Las pruebas específicas para valorar estas aptitudes y circunstancias dependerán del perito, de su formación y experiencia y del propio proceso de evaluación. Escogerá aquellas que considere necesarias según la información que vaya recogiendo a medida que avanza la peritación del caso. Además, el perito analizará toda la documental que el psicólogo considere relevante (denuncias previas, informes psicológicos anteriores, demandas, etc.).

El contraste de todos los datos que se recogen es fundamental, por lo que las conclusiones nunca se basarán únicamente en la obtenida a través de una fuente concreta.

Otro de los principios de los que parten estos profesionales es la suposición de que ambos son igualmente competentes para su ejercicio. La valoración consistirá en confirmar esta hipótesis de idoneidad o, en caso contrario, comprobar y justificar adecuadamente la prevalencia de uno sobre el otro.

¿Qué más cosas se tienen en cuenta?

Para poder llevar a cabo el informe, el profesional deberá valorar las pautas de crianza, las habilidades comunicativas de los miembros del grupo familiar y el perfil de personalidad de los progenitores relacionado directamente con el cuidado de los hijos o el nivel de adaptación que presentan, entre otras.

Por otro lado, también se debe valorar el nivel de adaptación del menor o menores a los diferentes escenarios, las posibles dificultades que pueden aparecer, así como las complicaciones que han aparecido en los hijos a lo largo del tiempo y como los progenitores han intervenido ante las mismas.

¿Quién realiza los informes psicológicos en casos de familia?

Como hemos visto, un informe psicológico pericial es una prueba muy útil en un proceso de custodia. Es un trabajo que tiene que tener en cuenta multitud de factores que actúan de forma conjunta. El proceso entero (análisis del estado actual del caso, entrevista, realización de pruebas psicométricas, integración de los resultados y realización del informe) es largo y precisa mucho trabajo y atención.

Si así se solicita, los equipos de psicólogos que trabajan en los juzgados disponen de la facultad de realizar estas periciales.

Sin embargo, al tratarse de un servicio público y teniendo en cuenta la baja inversión que se realiza hacia la Justicia por parte del Estado, es lógico que, en algunos juzgados, estos profesionales se encuentren muy saturados por la cantidad de demandas que reciben.

Por lo tanto, la valoración pericial puede no contar con los criterios de calidad, éticos y de buenas prácticas que la valoración forense exige. Por este motivo, muchas personas en esta situación deciden llevar un informe de parte, a través de un psicólogo perito privado.

Si tienes dudas de qué hacer en tu situación, te recomendamos que se lo plantees a tu abogado. Si lo considera necesario, te solicitará que busques un psicólogo privado o te recomendará uno de confianza.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS