Qué es y cómo funciona un punto de encuentro

Cómo volver a tener citas tras el divorcio
20 agosto, 2019
abogado divorcio express
Llega septiembre, aumentan las demandas de divorcios
17 septiembre, 2019
Mostrar todos

Un punto de encuentro familiar es un espacio en el que el progenitor que no ostenta la custodia puede visitar a su hijo menor. En Divorcio Express somos expertos en tramitaciones de este tipo, por lo que no dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres conocer nuestras tarifas ajustadas.

Ciertamente, los puntos de encuentro son necesarios en aquellos casos en los que la separación entre el padre y la madre del menor ha sido conflictiva.

Su objetivo principal es preservar el derecho fundamental de los hijos a relacionarse con ambos padres, sea cual sea la realidad entre la ex pareja. Las visitas que se realizan en un punto de encuentro son de carácter temporal.

Como medida de protección, los puntos de encuentro son necesarios cuando las visitas o las entregas de los menores resultan problemáticas y se considera que pueden repercutir negativamente en su estado mental.

¿Cómo funcionan los puntos de encuentro?

Los puntos de encuentro son una medida empleada en casos en los que la situación y las circunstancias lo requieren. En cuanto a su funcionamiento, cada centro y cada familia funcionan de manera independiente.

Todos los puntos de encuentro disponen de espacios para satisfacer las necesidades de los pequeños, asegurando así el confort y bienestar de los niños.

Incluso cuando la presencia de ambos padres puede provocar alguna situación desagradable, los centros disponen de espacios o salas habilitadas para evitar que se produzca un encuentro físico en los intercambios o recogidas.

Asimismo, cada punto de encuentro dispone de personal cualificado que evalúa cómo es la relación de los progenitores con el menor. Ellos son los encargados de detectar si se produce algún tipo de comportamiento inadecuado.

Visitas tuteladas y no tuteladas

Existen dos tipos de visitas que se realizan en los puntos de encuentro. Por un lado, las visitas tuteladas son aquellas en las que el centro solamente interviene como punto físico. El progenitor tiene la posibilidad de recoger al niño y actuar con normalidad fuera del centro.

Por el contrario, en las visitas no tuteladas los padres no tienen el derecho de estar a solas con su hijo. En estos casos, todas las visitas son supervisadas por el personal del punto de encuentro.

En Divorcio Express, consideramos que garantizar la seguridad de los pequeños es un aspecto fundamental. Si deseas que llevemos a cabo estos trámites, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS