¿Qué hacemos con el perro?

divorcios express
El complejo de Edipo y los divorcios
15 noviembre, 2018
divorcios express
Una tendencia al alza: bodas y divorcios ante notario
29 noviembre, 2018
Mostrar todos
divorcios express

Está claro que hay muchos condicionantes que pueden complicar los divorcios express. No solo el obvio de tener hijos menores de edad, sino mascotas. En estos casos, ¿qué se hace? ¿Cómo se establece la custodia en el caso de que los dos ex cónyuges quieran seguir conviviendo con el animal?

Partimos de la base de que, en casi la mitad de los hogares españoles, hay una mascota, perro o gato. Esto hace que cada vez sean más frecuentes los conflictos, en el curso del divorcio, sobre la tenencia de los animales de compañía. ¿Qué hacer si no se llega a un acuerdo amistoso?


Un cambio sin precedentes

Como pasa cuando se trata de la custodia de los hijos menores, antes de acudir a la vía judicial, se trata de llegar a un acuerdo amistoso acerca de quién se queda con el perro o gato. Si no es posible, es cuando pueden ser necesarios los servicios de Abogados Divorcio Express para emprender acciones legales.

En 2017, se modificaba el Código Civil y las mascotas dejaban de ser consideradas legalmente como “bienes muebles”. Se cambiaba así el régimen jurídico de los animales de compañía dejando de ser susceptibles de formar parte de herencias, embargos o tratos de divorcio. Pasaban por lo tanto de ser considerados “bienes muebles” a “seres vivos dotados de sensibilidad”.

Tras el cambio, a comienzos de este 2018 se celebraba en España el primer juicio sobre la custodia de una mascota. Tras la reforma del Código Civil, en el caso de los animales de compañía hay que establecer un régimen de guarda y custodia. Ya no se habla de “propietarios” ya que el cambio normativo buscaba acabar con la “cosificación” de los animales.

Qué criterios se siguen

Los jueces han de velar por el bienestar de la mascota. Por lo tanto, se tienen en cuenta criterios como el tipo de vivienda, sus dimensiones, el tiempo libre para atender al animal y los recursos económicos. Influye además es hecho de que haya hijos menores de edad. En estos casos, teniendo en cuenta que muchas veces los menores pasan más tiempo con el animal, el cónyuge que obtenga la custodia tiene más posibilidades de quedarse con la mascota.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando entendemos que aceptas las condiciones de uso.,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te llamamos





TE LLAMAMOS